Significado del Arcano El Ermitaño – Entendiendo el Tarot

Hoy aprenderás el significado de El Ermitaño  para así tener una visión de lo que este arcano mayor quiere transmitir cuando se nos aparece ante nosotros. Como en todas las barajas, El Ermitaño tiene un significado según sea el propósito de la tirada. Por ejemplo, si nos centramos en la tirada de tarot para el amor, tendrá un significado diferente de si nuestra tirada era acerca de los negocios, los estudios o un tema de salud del consultante. Es hora de explorar y conocer lo que El Ermitaño tiene para decirnos.

Significado General de El Ermitaño

  • Un Hito Conseguido: esta baraja nos indica que hemos llegado o que necesitamos llegar a un estadio de madurez en nuestra vida, el cual se da a través del crecimiento espiritual que hemos venido teniendo o que deberemos comenzar a practicar. Significa la búsqueda de la verdad, pero en toda su expresión. Es decir, es la verdad que reside dentro de nosotros y que nadie más nos la puede facilitar.

 

  • Invitación a la Calma y Reflexión: el Ermitaño nos invita a ser moderados y cautelosos, ya que los excesos de la juventud no van más con nosotros y sólo nos traerán complicaciones. Nos llama a una meditación profunda acerca de lo que hemos estado haciendo con nuestra vida y de cómo podemos enmendar nuestros errores. Una forma madura de hacerlo es pidiendo perdón y haciéndonos cargo de nuestras equivocaciones.

El Ermitaño en el Amor

Cuando nos aparece El Ermitaño en una pregunta relacionada al amor, significa que la persona con la que estamos no es la persona indicada para quedarse a nuestro lado toda la vida, sino que dicha persona se hará esperar, pero que primero debemos madurar y crecer para recibirla como corresponde. Tal vez no estemos preparados para su llegada aún. Si estamos solteros, nuestro amor verdadero tardará en llegar.

El Ermitaño en el Trabajo y los Negocios

Aún no estamos en condiciones de comenzar a trabajar en el trabajo de nuestros sueños. Necesitamos hacernos de mucha experiencia que nos allane el camino, no sea cosa que lleguemos inmaduros a tal momento. Es importante saber bien lo que se quiere y lo que se va a hacer cuando se consigue el empleo soñado, pero aún no es el momento y deberemos ser pacientes. En el caso de los negocios, habrá demoras para cerrar ese trato y firmar ese contrato por el que tanto hemos estado esperando. Habrá que revisar los términos, no vaya a ser que la letra pequeña nos esconda sorpresas.

El Ermitaño en los Estudios

En este caso, el consultante no está maduro para estudiar una carrera larga. Por lo tanto deberemos guiarlo para que opte por una opción más corta y más fácil, pero siempre relacionada a esa carrera larga que quiere estudiar. Esto le servirá como preparación y antesala para lo que luego se le viene.

La recomendación es optar por diversos cursos que le gusten, para así ir ganando tiempo y poder comenzar a trabajar lo antes posible. Ya habrá tiempo más adelante para una carrera exigente y larga.